Feada Aprendiendo a Juzgar

Adaptado por Manuel Moreno Ruiz para la Sección Deportiva del  Club de Cometas Rotores.

 

La dificultad a la hora de juzgar nuestros Campeonatos, tanto en  Acrobáticas  de Dos Líneas con sus trucos, como en Acrobáticas de Cuatro Líneas con sus maniobras, me ha llevado a escribir estas líneas.

La intención no es otra que conseguir que los pilotos andaluces podamos ser  posibles jueces en alguna modalidad concreta; que aprendamos a valorar un ejercicio de figuras obligatorias y de ballet; que podamos juzgar con buen criterio y evaluar “correctamente” las horas de esfuerzo y trabajo de nuestros competidores y compañeros.

 

 

1.-Figuras Obligatorias.

Cada figura obligatoria tiene a la hora de su ejecución, un punto o  trazado o maniobra que representa una mayor dificultad.  Estos puntos o trayectos donde el piloto está más propenso a errar, son los que van a marcar la diferencia entre un piloto y otro,  luego es ahí donde debemos prestar más atención a la hora de juzgar un ejercicio.

Existen varios  métodos  para  comprobar  la ejecución y proporcionalidad de una figura obligatoria.

Hay  jueces  que  se ayudan de un lápiz contra el cielo para señalar y comprobar que el piloto empezó y terminó la figura en cuestión: círculo o triangulo, etc, en el mismo lugar. También ayudándose del lápiz, puede comprobar si las distancias o  trazos verticales u horizontales de la figura son iguales o paralelos.

Otro método que se complementa con el anterior es el “conteo”.  Podemos  comprobar contando al mismo  tiempo  que  la ejecución del piloto, por ejemplo si todos los trazos verticales u horizontales de la figura tardaron en su ejecución, el mismo tiempo medido en numeros “contados”.

1.1.- Puntuación

Las maniobras obligatorias a veces son motivos de controversia y discusión, pero aún así, es una buena herramienta y eficaz para poder evaluar el nivel de precisión de los competidores.

Cada  figura  obligatoria se puntúa de 0 a 10 puntos.  Ejecutar  las  figuras obligatorias  respetando  la  fidelidad  y proporciones,  es  muy  importante a la hora de obtener una puntuación elevada. Una figura obligatoria no realizada supone 0 puntos en el casillero anotador del piloto.

 

 

2.-Ballet o Rutina Musical

Juzgar un Ballet de competición es algo tremendamente  subjetivo.  No hay una forma definida de evaluar una rutina de ballet, aunque se ha intentado puntuar determinados trucos o maniobras, incluso clasificándolas por su dificultad.

Que una coreografía consiga los aplausos del público o del resto de los competidores o la puntuación más alta de los jueces, no quiere decir que sea la más difícil en cuanto a su ejecución.  A veces, una rutina fácil, bien  interpretada con la música  y con trucos o maniobras de  poca o cierta  dificultad,  puede superar o estar a la misma altura  que otras rutinas de mayor riesgo pero con una música poco agraciada para el ballet.

Tampoco podemos olvidar que el  viento a la hora de competir, influye poderosamente en  la ejecución de la rutina, haciendo subir o bajar puntos al competidor.

2.1.- Puntuación

Los parámetros de puntuación aprobados en nuestro Campeonato de Andalucía son:

  • Trucos                        de 0  a  10 puntos.
  • Complejidad               de 0  a  10 puntos.
  • Música                        de 0  a    5 puntos.
  • Originalidad                de 0  a    5 puntos.
  • Tiempo y ritmo           de 0 a     5 puntos.
  • Ventana viento           de 0 a     5 puntos.

 

2.2 Trucos

La  puntuación  de  este  parámetro  es  la valoración  que el juez otorga a los Trucos o Maniobras de un piloto después de haber participado con su ballet en la competición. Su valor oscila entre  0 y 10 puntos.  Esta puntuación  debe  ir  en consonancia con los trucos o maniobras distintas que el piloto ha realizado en la pista durante el tiempo que dura la coreografía.

Debe reflejar que el piloto  ha sido capaz de ejecutar  trucos o maniobras variadas.  No puede tener el mismo valor, repetir diez veces un mismo truco o maniobra que ejecutar diez trucos o maniobras diferentes.

¿Hay una variedad de trucos o maniobras?: Hay ejercicios en el suelo,;  despegues  y aterrizajes, combinaciones de fade o back spin, derivados de tortuga o lazys, paradas, inversos, deslizamientos, reloj a derecha o a izquierda etc. etc y en general control de velocidad en ambas disciplinas.

 

2.3 Complejidad

La puntuación de este parámetro  es la valoración que el juez otorga a la complejidad de una rutina ejecutada por un piloto después de haber participado con su ballet en la competición. Su valor oscila entre  0 y 10 puntos.

Esta  puntuación debe ir  en consonancia con las tomas de riesgo y complejidad en las maniobras que el piloto ha realizado en la pista durante la coreografía. Debe reflejar el riesgo que piloto ha sido capaz de tomar al ejecutar  trucos  o maniobras de muy difícil ejecución.

Existen unas tablas  donde  se asignan  niveles  de  dificultad  a determinados trucos  y maniobras para que los jueces tengan un criterio a la hora de evaluar este apartado.

Realmente, no es justo premiar al piloto que ha fallado una maniobra arriesgada. Es un riesgo que corre. Si  realiza  bien  el  truco  o  la maniobra  arriesgada, significarán más puntos extras, si por el contario se cae la cometa al suelo, recibirá una deducción. Aquí esta la dificultad para el juez: saber distinguir  entre  una  rutina  pobre  de  trucos y una rutina con tomas de riesgo bien ejecutada.

¿Abusa de los mismos trucos? ¿Demasiadas maniobras verticales u horizontales? ¿Hay trucos o maniobras difíciles?  

 

  2.4 Música

La puntuación de este parámetro es la valoración que otorga el juez a la música. Esta  debe ser un todo:  una sola canción o una combinación de ellas, pero bien enlazadas. En ningún caso debe parecer trozos de canciones independientes  puestas  una  tras otra.

Un  juez debe distinguir entre 0 y 5 puntos,  al piloto que ha “trabajado” la música para incluir  y adecuar  sus trucos  o maniobras  con una puntuación  más elevada que  otro piloto que acude a la  competición sin tener nada preparado al respecto.

El juez tiene que evaluar la sincronización  entre la cometa y la música.  Debe de existir una relación que pueda identificar una clara relación entre la música y las maniobras de la cometa, no debe ser trucos o maniobras sobre una música.

Independientemente del tipo de música ¿Interpreta bien la música el piloto?  En  una rutina los trucos y maniobras  no deben realizarse de forma aleatoria, sin orden.  Los trucos no deben ser ejecutados uno tras otro como si se estuviera matando el tiempo, volando porque sí.

 

2.5 Originalidad

La puntuación del parámetro originalidad es la valoración que el juez otorga a un piloto en su rutina de competición. Su valor oscila entre 0 y 5 puntos.

La creatividad en todas sus formas debe ser recompensada. Las nuevas  maniobras o combinaciones, las coreografías con secuencias únicas, paradas  y ejercicios de suelo, esos detalles deben ser tenidos en cuenta.

Sorprender a los demás participantes es una buena muestra de originalidad.

 

2.6 Tiempo y Ritmo

La puntuación de este parámetro es la valoración que otorga el juez al piloto después de ejecutar la rutina de competición, premiando  su intervención en ritmo y en tiempo. Su valor oscila entre 0 y 5 puntos.

Hay determinadas coreografías donde  los propios pilotos están deseando que termine. No hay fluidez en su ejecución y no interesan a nadie.  Tiene que existir un control del ritmo que le da a la rutina su desarrollo fácil.

Hay que señalar que muchos pilotos realizan una interpretación artística, interactuando con la música e integrándose con ella. A  la hora de puntuar, los jueces deben tener en cuenta estos detalles, no pueden ser ignorados y deben subir la nota del competidor.

Una buena rutina es como un baile. Una maniobra engancha a la otra,  una línea o una curva tienen sentido para la maniobra que sigue y la utiliza para su continuación.         El control de la velocidad es usado para manejar la tensión y el ritmo de enganche para el próximo  truco o maniobra.

 

2.7 Ventana de viento

La puntuación de este parámetro es la valoración que otorga el juez al piloto por utilizar al máximo para su ejercicio el espacio de vuelo en su rutina. Su valor oscila entre 0 y 5.

Hay pilotos que tienen debilidad por una sola dirección. Los pilotos que son capaces de orientar y realizar sus trucos y maniobras en ambas direcciones  ocupando  la  ventana de vuelo totalmente deben ser recompensados con una puntuación más alta.

 

RESUMIENDO:

En los parámetros que se puntúan sobre una escala de 0 a 10 puntos, en nuestro caso recordemos: TRUCOS  y  COMPLEJIDAD,  una puntuación  de  5 puntos  equivaldría a una puntuación media.

Si los pilotos noveles “usualmente” puntuarían cerca de los 5 puntos,  entendemos que los pilotos “avanzados” deberían “usualmente”  puntuar cerca de los 8 puntos. Dándose  un total de  9,5  puntos a una ejecución inmejorable.

Igualmente, los parámetros que se puntúan en una escala de 1 a 5 puntos, la MUSICA, ORIGINALIDAD,  TIEMPO Y RITMO  y  VENTANA DE VIENTO, una  evaluación de 2 puntos  estaría  reflejando  la  actuación  de un piloto medio. Los  noveles “usualmente” puntuarían en 1 y los pilotos avanzados “usualmente” se les supone una exigencia de 4 puntos. Dándose la totalidad de los  5 puntos, a una extraordinaria elección o ejecución de estos apartados.

Quede  claro  que  cualquier  puntuación  es  válida  en la competición, que  los pilotos noveles superan a los pilotos avanzados año tras año, pero “usualmente” cada nivel de experiencia corresponde a una determinada puntuación.

El método  de  adecuarse  a esta forma de puntuar es sencillamente descartar aquellas puntuaciones que se alejen de la realidad del nivel del piloto. Explicado de otra manera, si tenemos cinco jueces  se  descartaría la puntuación máxima y la mínima otorgada  al piloto y su rutina, realizando la media con las restantes.